Mejores Prácticas para la Protección de Ejecutivos

Para las empresas y las personas, garantizar la seguridad de la organización y de sus empleados es de suma importancia. Para garantizar la seguridad es fundamental contar con una gestión eficaz de los riesgos corporativos, y para las personas, en particular los ejecutivos, contar con un equipo de protección de ejecutivos con experiencia. Mitigar las amenazas potenciales puede ayudar a las empresas a evitar resultados graves y perjudiciales.


La protección de ejecutivos puede incluir la gestión de riesgos de viaje, la mitigación de la violencia en el lugar de trabajo, la gestión de eventos especiales y los agentes de protección personal, y existe una serie de mejores prácticas a la hora de proporcionar la protección necesaria.


La conciencia del entorno es el primer paso para asegurar que la persona está debidamente protegida. Conocer las amenazas asociadas a esa zona y las amenazas a las que se enfrenta la persona ayudará al equipo de protección de ejecutivos a proporcionar una seguridad eficaz. El equipo asignado a un individuo o a un grupo de individuos también debe estar altamente capacitado y ser capaz de reaccionar a muchos tipos diferentes de eventos sin dudar un instante.



Conocer el área:

Ya sea que una persona viaje a un país extranjero o a una ciudad o estado diferente, es imperativo que el equipo encargado de proporcionar seguridad realice un avance completo, al menos virtualmente, pero también es preferible hacerlo en persona. Una manera efectiva de entender mejor el área es trabajar con personal de seguridad local, altamente experimentado y confiable en el área a la que un individuo puede estar viajando. Aunque el equipo asignado puede investigar para entender hacia dónde se dirigen, las personas que tienen experiencia en ese país o ciudad podrán proporcionar información adicional sobre el área y los riesgos que pueden estar asociados con ella.


Dentro del área geográfica, conocer los detalles, tales como las rutas que se necesitarán conducir, tanto las rutas primarias como las de respaldo identificadas, las ubicaciones visitadas y el conocimiento detallado de las características físicas de la ubicación en la que se encontrarán las personas o los equipos es vital para su seguridad. Saber dónde están ubicadas las posibles vulnerabilidades del director y entender el entorno físico, como los planos de planta, las salidas de emergencia y las capacidades de protección de la vida, son parte de la comprensión del área de operación. Este conocimiento y conciencia de los lugares y tipos de amenazas potenciales pueden ayudar al equipo en caso de que ocurra un evento, permitiéndole llevar al director a un lugar seguro. Más allá de este punto, es importante utilizar un conductor de seguridad y no sólo un chófer. Los movimientos en vehículos son algunos de los momentos más vulnerables y se deben utilizar conductores de seguridad para la mayoría de las situaciones de protección de ejecutivos.


Conocer las amenazas:

Más allá de conocer el área en la que se encuentra un individuo o a la que viaja, es importante conocer los riesgos que presenta el área. Ya se trate de disturbios políticos, actividades delictivas, brotes de enfermedades u otros problemas, comprender las amenazas potenciales y su probabilidad ayudará al equipo a proporcionar una protección eficaz y a estar preparado para hacer frente a cualquier amenaza potencial o emergente.


Cada amenaza traerá respuestas únicas basadas en la situación y los riesgos potenciales. Si una amenaza conocida y creíble apunta a una conferencia, es deber del profesional experimentado en protección de ejecutivos no solo evaluar el riesgo que plantea la amenaza en función de su capacidad e intención, sino también aumentar la fuerza de respuesta o añadir otras medidas de mitigación para contrarrestar la amenaza. Un equipo de protección de ejecutivos (PE) podría redistribuir su posicionamiento o incluir vigilancia técnica adicional para ampliar su conocimiento de la situación y actuar como multiplicador de fuerzas y permitir una respuesta oportuna a cualquier manifestación de amenaza. Tal vez un viajero internacional está en el extranjero y ante una amenaza inminente. Cuando está bien organizada, la protección de ejecutivos ofrece mitigación en tiempo real de muchas situaciones de riesgo, ya sea durante un viaje o en una ubicación fija, para garantizar la seguridad, la protección y la tranquilidad. Algunas veces las amenazas que se enfrentan no son físicas. También es importante entender las amenazas de espionaje empresarial en todas las ubicaciones. Los directores deben saber si las comunicaciones y conversaciones pueden ser interceptadas, monitoreadas o grabadas. Y deben disponer de contramedidas, como las Contramedidas de Vigilancia Técnica (TSCM por su sigla en inglés), si las amenazas lo justifican.


O, tal vez, un empleado descontento reacciona violentamente al ser despedido. Ya sea que se trate de colocar a un agente armado vestido de civil en la entrada principal del vestíbulo del empleador o de alguna otra técnica preventiva, es responsabilidad del profesional de protección de ejecutivos preparar, evaluar y responder ante cualquier situación potencialmente amenazante que pueda surgir. Las situaciones varían de un día para otro, pero una cosa sigue siendo la misma: el equipo debe estar preparado para los diversos tipos de amenazas a las que puede enfrentarse.

Muchas ubicaciones globales tienen riesgos únicos para esa área específica. Conocer las amenazas que un equipo o individuo puede enfrentar es imperativo para proporcionar una protección de ejecutivos eficaz. Las amenazas seguirán evolucionando y adaptándose a las contramedidas existentes; por lo tanto, es fundamental que los profesionales de la protección estudien y se mantengan al tanto de las capacidades y la dinámica de las amenazas. Contar con redes de inteligencia y apoyo sólidas es vital para apoyar la mitigación de riesgos de la Protección de Ejecutivos.


Personal altamente capacitado y experimentado:

Usted no le pediría a su cartero que cocine una comida de cuatro platos, así que no debería pedirle a un generalista de seguridad que le brinde asistencia especializada sin la experiencia necesaria en la materia. No importa cuánto sepa un equipo de protección sobre el área o las amenazas, no pueden ser efectivos sin una preparación sustancial. Capacitar al equipo antes de cualquier detalle puede ser útil para prepararlos para las amenazas. Asegurarse de que cuentan con habilidades en la conducción de escape y evasión, armas de fuego y técnicas de control sin armas, conocimientos médicos, trabajo bajo presión, comunicación efectiva, incluyendo técnicas de desescalada, y atención a los detalles, todas ellas vitales. El entrenamiento intelectual es el proceso de prepararse mentalmente para cualquier situación dada y predecir activamente el curso de una amenaza específica y la respuesta correspondiente a esas amenazas. Ya sea que se trate de entrenamiento de armas de fuego, creación de escenarios de “qué pasaría si”, operación de recorridos o ejecución de simulacros, el entrenamiento intelectual asegura que la protección de ejecutivos está preparada y lista para ser ofrecida en cualquier momento dado. Además, comprender las diferentes formaciones recomendadas al caminar con un ejecutivo, cómo delimitar adecuadamente un área antes de que llegue el director y la formación de conducción defensiva y de escape/evasión son vitales para el equipo de protección personal. Saber cómo embestir un vehículo si hay uno en el camino o ser capaz de evitar una situación en la que un vehículo puede tratar de atrapar al individuo es especialmente importante.


Más allá de la formación, el equipo de seguridad debe tener una amplia experiencia en seguridad de la que pueda sacar provecho. Tanto si se trata de exmilitares como de expolicías, es importante que el equipo comprenda la seguridad y lo que debe hacer para proporcionar protección a ejecutivos. Antes de cualquier asignación de protección de ejecutivos, el equipo debe planificar y familiarizarse efectivamente con el trabajo. Es vital comprender la región/área a la que se dirigen, las amenazas a las que pueden enfrentarse y asegurarse de que todo el equipo está debidamente capacitado para la asignación. El no hacerlo puede tener resultados desastrosos.


Ya sea que se trate de proteger a los viajeros internacionales, de evaluar una situación potencialmente amenazante o de prepararse para un compromiso de alto riesgo entre ambos, la protección de ejecutivos ofrece una tranquilidad inestimable en la industria de servicios. El servicio de seguridad que se ofrece con la protección de ejecutivos es sin duda, innegable e indiscutiblemente digno de la tranquilidad que conlleva.


A lo largo de su carrera, el sr. Dodge ha dirigido y operado proyectos de seguridad e investigación en más de 60 países en todo el mundo. También tiene experiencia en investigaciones corporativas, así como en evaluaciones de riesgo, vulnerabilidad y amenazas.

Ver perfil

More SecurityRiskIQ.com